Dólar: Compra S/. 2.832►Venta S/. 2.834 ►
Lima, Perú. Jueves, 28 de agosto de 2014
"Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático"
Desarrollo rural permitirá reducir la pobreza en el campo
Sostiene Nadine Heredia en panel de Conferencia Regional de FAO
Foto principal
Foto:ANDINA/Difusión
Twittear Compartir en Facebook LinkedIn

21:53.
Santiago, may. 08.
El desarrollo rural es un "factor clave" para continuar reduciendo la pobreza y la pobreza extrema en el campo, sostuvo hoy la Primera Dama de Perú, Nadine Heredia, quien sostuvo que la agricultura familiar es la base para la seguridad alimentaria mundial.

En su participación en un panel paralelo a 33 Conferencia Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, que se desarrolla en Chile, consideró a su vez necesario promover el empoderamiento social y económico de las mujeres.

Señaló que para el gobierno del presidente Ollanta Humala, las mujeres son socias del desarrollo y contribuyen activa y directamente en la implementación de diversas estrategias para la superación de la pobreza rural. 

"Esta ruta está dando resultados en el Perú; estamos por buen camino y la pobreza extrema va disminuyendo. Pero aún hace falta seguir trabajando para que los derechos de las mujeres del campo se hagan realidad, se legitimen sus organizaciones, y puedan tener más y mejores oportunidades", anotó.  

En su calidad de Embajadora Especial de la FAO para el Año de la Quinua en el Panel sobre el Año Internacional de la Agricultura Familiar (AIAF), mencionó la reducción de la pobreza extrema en Perú en 4.7%, cifra que -apuntó-  "supera nuestra propia meta". 

Ello, dijo, "nos anima a seguir trabajando para mantener la tendencia permanente de reducción de la pobreza rural, esa pobreza ancestral, injusta e inaceptable, que deja sin alimentos a quienes los producen cada día". 

En este contexto, sostuvo que el desarrollo de la agricultura familiar implicará trabajar el fortalecimiento de las diversas articulaciones entre Estado y sociedad, entre niveles del gobierno, así como entre sectores, familias agricultoras y empresas.

"La agricultura familiar no es solo la subsistencia de las familias campesinas en situación de pobreza, sino que es el espacio de la seguridad alimentaria, de la asociatividad y de las oportunidades para un desarrollo rural inclusivo", subrayó.

Según la FAO, la agricultura familiar, que rescata los alimentos tradicionales, contribuyendo a una dieta equilibrada, a la protección de la biodiversidad agrícola y al uso sostenible de los recursos naturales, representa una oportunidad para dinamizar las economías locales, especialmente cuando se combina con políticas específicas destinadas a la protección social y al bienestar de las comunidades.

Oportunidad para avanzar
El Año Internacional de la Quinua (AIQ) "ha sido una gran oportunidad para avanzar en esta meta. Lo logrado puede servir de punto de partida para las decisiones que nuestros países adopten durante el AIAF", subrayó.

"El AIQ  ha hecho visible el trabajo realizado durante siglos por miles de familias agricultoras que conservaron este grano sagrado. Hoy está en nuestras mesas, en la gastronomía del mundo y en los mercados de todos los continentes", agregó. 

Dijo que el reconocimiento a la sabiduría de sus guardianes milenarios nos ha permitido redescubrir su enorme adaptabilidad para ser cultivada en diversos pisos ecológicos, en condiciones de poca agua, en tierras áridas y suelos pobres.

En el caso del Perú, explicó, la quinua se ha incorporado al menú del Programa de Alimentación Escolar Qali Warma, un servicio alimentario nutritivo que satisface hasta el 70% de las necesidades calóricas y hasta el 85% de las necesidades proteicas de las niñas y niños de las escuelas públicas de educación inicial y primaria, a nivel nacional.
 
De otro lado, Nadine Heredia hizo un balance de lo alcanzado durante el AIQ y mencionó que, en el Perú, se ha incrementado, en general, la producción, el consumo y la exportación de quinua, así como se ha revalorado el trabajo de los agricultores quinueros.
 
Asimismo, señaló que quienes compartieron el alto honor de ser Embajadores de la Quinua promovieron su consumo en escenarios tan diversos como Nueva York, Roma, París o Madrid, pero -sobre todo- en sus propios países como parte de una política de alimentación saludable.

(FIN) AND/ASH

Publicado: 08/05/2014