Dólar: Compra S/. 2.832►Venta S/. 2.834 ►
Lima, Perú. Miércoles, 27 de agosto de 2014
"Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático"
Investigan potencial agroindustrial de 50 plantas medicinales nativas del norte peruano
Twittear Compartir en Facebook LinkedIn

13:26.
Lima, may. 06 (ANDINA).
El Perú contará en breve con información científica sobre el potencial agroindustrial de 50 plantas medicinales del norte peruano, gracias a la investigación que desarrolla la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo de Lambayeque con financiamiento del Programa de Ciencia y Tecnología (Fincyt).

El director ejecutivo del Fincyt, Alejandro Afuso Higa, informó que el estudio se efectúa en los departamentos de Amazonas, Áncash, Cajamarca, Lambayeque, La Libertad, Piura, San Martín y Tumbes.

Incluirá la colección, identificación y caracterización morfotaxonómica, registro del conocimiento tradicional sobre las propiedades terapéuticas, manejo agroecológico del germoplasma y caracterización fitoquímica de las plantas medicinales nativas del norte peruano, precisó.

Por su parte, el coordinador general del proyecto en la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, Leopoldo Vásquez Núñez, reportó que la flora peruana está compuesta por 25 mil especies, de las cuales mil 109 son plantas medicinales nativas, habiendo sido estudiadas 128 por investigadores de otros países.

Consideró que los resultados del proyecto financiado por el Fincyt tiene grandes posibilidades de contribuir a la ciencia y tecnología del país porque no solo proporcionará información del conocimiento tradicional de las especies nativas, sino que cuantifica fitoquímicamente los contenidos de compuestos medicinales presentes en dichas especies.

“El norte peruano tiene 200 especies de plantas medicinales que se usan tradicionalmente para el tratamiento de enfermedades comunes en la población. Algunas de estas plantas, además de medicinales, son nutritivas y alimenticias, como sucede con la papaya y la caigua silvestres, por lo que en el proyecto se ha seleccionado 50 de ellas, que son comunes en las ocho regiones del norte peruano”, explicó Vásquez Núñez.

Aseveró que mediante el proyecto se investiga las características botánicas, al igual que la identificación morfotaxonómica y análisis fitoquímico para identificar compuestos que ayudan al tratamiento de enfermedades.

También la conservación de su germoplasma in vitro y ex situ, vale decir, la conservación de sus semillas a baja temperatura y sembrándolas en un jardín botánico para probar su potencial agroindustrial.

Entre las especies que ya han sido investigadas citó a la achicoria, que es un estimulante hepático; el anís, empleado como digestivo; la grama dulce, un potente diurético; la guayusa como bebida estimulante; la guamanripa, que cura las afecciones reparatorias; la mosquera como cicatrizante; y el paico como antihelmíntico (contra los parásitos).

Medicina tradicional
Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), señaló Vásquez, el 80% de la población mundial recurre a la medicina tradicional para atender sus necesidades primarias de asistencia médica y que su presencia en el mercado mundial representa aproximadamente 20 mil millones de dólares al año, creciendo a un ritmo anual de 10%.

El Perú, a pesar de contar con un 20% del total de estos recursos, solo participa en este mercado con el 0.04%.

Agregó que a ello se suma que muchas plantas medicinales son consumidas erróneamente por confusiones en sus nombres, generadas por la falta de información.

Muchas de estas plantas medicinales están en peligro de desaparecer por la depredación de su hábitat y por la extracción indiscriminada ante el crecimiento de la demanda informal y porque hay pocos estudios de manejo agroecológico orientados a la conservación de su germoplasma, advirtió.

Por último, dijo que estos recursos constituyen una alternativa socioeconómica por explotar que beneficiaría a las familias rurales del norte peruano, debido, sobre todo, a la revalorización del uso de productos naturales curativos en el mundo con gran demanda social.

El Programa de Ciencia y Tecnología (Fincyt) es una iniciativa de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), financiada por el Gobierno del Perú y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

(FIN) NDP/JOT


Publicado: 06/05/2010