logo English version
logo
logo
Dólar: Compra S/. 2.916

Venta S/. 2.918

Lima, Perú. Sábado, 22 de noviembre de 2014

Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático

Utilizan técnica con pegamento biológico para operar carnosidad en los ojos

  • portada
    Foto: ANDINA/Difusión

17:33.

Lima, may. 13 (ANDINA).
Con un nuevo pegamento biológico es posible operar la carnosidad de los ojos y sin necesidad de aplicar puntos. La moderna técnica permite a los pacientes volver casi de inmediato a sus actividades diarias.

Una alternativa ideal especialmente para quienes viven en la costa, donde el 40% de la población sufre de pterigion (carnosidad en el ojo), debido a la cercanía de la radiación solar, refiere el dr. Carlos Fernández, de Oftalmoláser.

La conjuntivoplastía, que es como se le denomina a esta cirugía, se padece mucho en las zonas cercanas a la línea ecuatorial.

"En nuestro país, los pobladores de Tumbes y Piura por ejemplo sufren más porque la radiación solar cae más perpendicular. Es necesario que se protejan, generalmente ese  tejido crece  por la prolongada exposición a los rayos ultravioletas (UV) provenientes del sol" advirtió.

Explica que en Lima ya se aplica esta nueva cirugía de pterigion -más conocida como cirugía de carnosidad- sin puntos, que además de disminuir los síntomas post operatorios, el paciente logra una rehabilitación rápida y efectiva que le permite volver casi de inmediato a sus actividades diarias.

"Se trata de una cirugía más rápida que en vez de utilizar los tradicionales y molestosos puntos, utiliza un pegamento natural sintético, también conocido como pegamento biológico, que no causa malestar en el paciente y que está compuesto por trombina, una sustancia que permite que actúe como una goma".

Esta moderna cirugía es ambulatoria, la anestesia es local, tiene una duración no mayor a 40 minutos y el paciente sale caminando, refiere el especialista.

La carnosidad, conocida como pterigion, es un tejido que crece en forma triangular desde la zona  interna del ojo, y suele presentarse en personas de diferentes edades.

Es posible identificarla cuando el paciente tiene ojo rojo, sensación de cuerpo extraño (como si tuviera una pajilla), picazón, lagrimeo, fotofobia (molestias a la luz), dolor y en algunos casos disminución de la visión (astigmatismo secundario).

Los climas secos y el aire acondicionado también  favorecen su crecimiento, así como la exposición a la tierra o polvo y en algunos casos los lentes de contacto. En general todo lo que pueda irritar al ojo va a contribuir al crecimiento de este tejido.

Recomienda Fernández que luego de la cirugía,  el paciente utilice lentes con filtros UV, que tenga mucha precaución al exponerse al sol, debido a que es el gran responsable de la aparición de este tejido y que use una adecuada lubricación frente a determinadas actividades o en ambientes nocivos a los ojos.

(FIN)MMB


Publicado: 13/05/2009

convenios

convenios

convenios

convenios

convenios

convenios

Editora Perú