Andina

Trasladan a internos de penales de Cusco y Abancay a reclusorios de mayor seguridad


Bajo estrictas medidas de seguridad

El Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) trasladó, bajo estrictas medidas de seguridad, a 14 internos del penal de Cusco y otro de Abancay hacia establecimientos penitenciarios de mayor seguridad.

El Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) trasladó, bajo estrictas medidas de seguridad, a 14 internos del penal de Cusco y otro de Abancay hacia establecimientos penitenciarios de mayor seguridad.

17:30 | Cusco, feb. 2.

El Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) trasladó, bajo estrictas medidas de seguridad, a 14 internos del penal de Cusco y otro de Abancay hacia establecimientos penitenciarios de mayor seguridad.

El operativo se inició a las 22:00 horas del 30 de enero y culminó a las 23:00 horas del 1 de febrero. En el traslado participaron agentes de seguridad de la Oficina Regional Sur Oriente Cusco del Inpe.

Los internos fueron trasladados a los penales de Chincha (2), Cañete (2), Ancón I (4), Huaral (2), Huacho (1), Chachapoyas (1), Abancay (1) y Huaraz (2), debido a que empeoraron su situación al no regirse a las normas disciplinarias de los recintos carcelarios, lo que ocasionó que retrocedan en su tratamiento, precisó el Inpe.


Entre los que fueron trasladados se encuentran Paul Delgado Caballero, quien según informes de la Policía Nacional del Perú (PNP), tendría el alias de “Ojota” y sería miembro de la banda delictiva cusqueña “Los ojotas”.

Asimismo, Jaime Ávalos Durand, quien según la PNP sería miembro de la banda delictiva “Los huachiturros de Curahuasi”.  Se tiene conocimiento que el año 2017 este interno escapó cuando era trasladado por un custodio policial de retorno al penal de Abancay luego de asistir a una diligencia judicial.


También fueron trasladados los sentenciados por robo agravado Junior Ylla Condori, Raúl Humpire Quispe, Nelson Arias Gutiérrez, Jershon Quispe Auccapiña, y Yasmani Vaca Rivero.

El Inpe subrayó que con estas acciones se busca mantener el principio de autoridad en los penales a nivel nacional y cumplir con su labor resocializadora a favor de aquellos internos que hayan decidido reinsertarse a la sociedad.

(FIN) NDP/LZD

También en Andina:



Publicado: 2/2/2018