Visita Oficial del Papa Francisco al Perú
Visita Oficial del Papa Francisco al Perú
Andina

Sepa qué enfermedades ocasionan los alimentos contaminados por insectos y roedores


Infecciones gastrointestinales, salmonela y hepatitis A son las más comunes

Foto: ANDINA/Difusión.

13:10 | Lima, feb. 05.

Infecciones gastrointestinales, salmonela, hepatitis A y reacciones alérgicas son algunas de las enfermedades más comunes que provocan los alimentos contaminados por insectos y roedores o las heces de estos, por lo que los locales de comida deben extremar las medidas sanitarias.

En el caso de las infecciones gastrointestinales, los gérmenes que más frecuentemente contaminan los alimentos son la salmonela, Escherichia coli, estafilococos, Entamoeba coli, así como parásitos como la giardia liamblia, agentes patógenos que afectan básicamente los intestinos, señaló Guillermo Otoya, gastroenterólogo de EsSalud.


Refirió que estos gérmenes permanecen vivos en el intestino de las cucarachas durante un mes y por eso tales insectos pueden seguir contaminando todo alimento con el que tienen contacto. En cuanto a la hepatitis A, se trata de un virus que al ingresar en el organismo provoca una inflamación aguda del hígado.

Síntomas y tratamiento

Estas infecciones gastrointestinales se manifiestan generalmente con dolor abdominal, malestar corporal, náuseas, vómitos, fiebre y diarreas, lo que a su vez provoca mucha deshidratación. En el caso de la hepatitis A puede expresarse con ictericia (coloración amarillenta de la piel y mucosas).

Cuando una persona presenta alguna infección gastrointestinal recibe tratamiento basado en rehidratación oral y por vía venosa si es necesario. Si hay dolor abdominal y fiebre se administran antibióticos y, en general, se recomienda evitar el consumo de alimentos crudos, lácteos ni grasas hasta que cese el cuadro diarreico.


Si hay presencia de roedores debe tenerse mucho cuidado de no tomar contacto con su orina, porque puede transmitir leptospirosis, cuyos principales síntomas en la mayoría de casos son fiebre, cefalea, dolores musculares, articulares y óseos, ictericia, insuficiencia renal, hemorragias y afectación de las meninges. El tratamiento en este caso es con antibióticos.

Indicó que el calor de las cocinas y almacenes, así como los artefactos que se guardan en esos ambientes, atrae a insectos, roedores y otros vectores que contaminan los alimentos, por lo que la limpieza y la fumigación de los restaurantes y otros locales que expenden alimentos debe ser permanente.


El especialista sostuvo que solo al extremar las medidas de higiene, tanto personal como del establecimiento, y cumplir los protocolos de seguridad alimentaria, se reducirán las posibilidades de contaminación y con ello la exposición de los comensales a enfermedades. 

(FIN) LZD/
GRM


Publicado: 5/2/2015