logo English version
logo
logo
Dólar: Compra S/. 3.257 Venta S/. 3.262
Lima, Perú. Lunes, 18 de diciembre de 2017

Año del Buen Servicio al Ciudadano

Personal del Ejército y maquinaria trabajan para evitar nuevas inundaciones en Huarmey

Población pide ayuda humanitaria y reforzar seguridad

  • portada
    Con la activa participación de soldados del Ejército y el apoyo de maquinaria pesada se realizan trabajos de limpieza y contención en puntos críticos de la ciudad de Huarmey para evitar nuevas inundaciones por desbordes del río que lleva el mismo nombre, cuyas aguas siguen anegadas y convertidas en lodo que amenaza la salud de la población.
  • portada
    Con la activa participación de soldados del Ejército y el apoyo de maquinaria pesada se realizan trabajos de limpieza y contención en puntos críticos de la ciudad de Huarmey para evitar nuevas inundaciones por desbordes del río que lleva el mismo nombre, cuyas aguas siguen anegadas y convertidas en lodo que amenaza la salud de la población.
  • portada
    Maquinaria pesada realiza trabajos de limpieza y contención en puntos críticos de la ciudad de Huarmey para evitar nuevas inundaciones por desbordes del río que lleva el mismo nombre, cuyas aguas siguen anegadas y convertidas en lodo que amenaza la salud de la población.
  • portada
    Con la activa participación de soldados del Ejército y el apoyo de maquinaria pesada se realizan trabajos de limpieza y contención en puntos críticos de la ciudad de Huarmey para evitar nuevas inundaciones por desbordes del río que lleva el mismo nombre, cuyas aguas siguen anegadas y convertidas en lodo que amenaza la salud de la población.
  • portada
    La ciudad de Huarmey en el sur de la región Áncash se encuentra inundada por las intensas lluvias y el desborde de ríos. ANDINA/Jhony Laurente
  • portada
    La ciudad de Huarmey en el sur de la región Áncash se encuentra inundada por las intensas lluvias y el desborde de ríos. ANDINA/Jhony Laurente
Juan Celi, enviado especial

17:31.

Huarmey, mar. 20.
Con la activa participación de soldados del Ejército y el apoyo de maquinaria pesada se realizan trabajos de limpieza y contención en puntos críticos de la ciudad de Huarmey para evitar nuevas inundaciones por desbordes del río que lleva el mismo nombre, cuyas aguas siguen anegadas y convertidas en lodo que amenaza la salud de la población.

Maquinaria pesada del concesionario de la Panamericana Norte con supervisión del Ministerio de Transportes y Comunicaciones limpió la carretera afectada por el desborde del río y se recuperó la transitabilidad en el sector de Huarmey.

Sin embargo, desde la primera inundación, hace seis días, el torrente de lodo no ha podido ser drenado hasta ahora en toda la ciudad y se ha mezclado con aguas servidas, animales muertos y en descomposición, residuos sólidos, llantas y todo tipo de enseres que no pudieron ser salvados por los pobladores sorprendidos por sucesivos desbordes.

La ciudad parece una gran piscina de lodo que alcanza una altura de hasta un metro y medio que ha cubierto gran parte de las primeras plantas de las viviendas y vehículos estacionados en la vía pública y dentro de las casas. Esta situación obligó a los moradores a ponerse a buen recaudo en las azoteas y colocar los pocos bienes que pudieron salvar de la inundación.

La avenida Loreto, una de las principales de la ciudad, así como la Plaza de Armas de Huarmey siguen anegadas de lodo, al igual que la primera planta de los predios residenciales y comerciales, los cuales no atienden al público y están enfocados en la extracción del barro. De estos daños no se libraron la comisaría, los establecimientos de salud, colegios ni otras entidades públicas y privadas.

Esta emergencia produjo el corte del servicio eléctrico en toda la ciudad, lo cual generó problemas de seguridad pública con la ocurrencia de saqueos a bodegas y otros establecimientos comerciales durante la noche, así como asaltos a viviendas. Ante ello, la población pidió mayor presencia policial para fortalecer la vigilancia y combatir actos delictivos.

En el ámbito de la salud, las aguas empozadas provocaron la aparición de zancudos y la descomposición de animales muertos por ahogo amenazan con desencadenar epidemias de enfermedades dermatológicas, gastrointestinales, oftálmicas. 

A ello se suma el riesgo de cortes y contusiones de diversa índole por la cantidad de objetos punzocortantes, trozos de vidrio y metales que están depositados en las vías inundadas y con las cuales entran en contacto las personas que se aventuran a cruzar a pie y sin calzado.

Si bien la población se ha organizado para contar con ollas comunes y preparar alimento con los escasos insumos que aún poseen, están demandando la pronta distribución de la ayuda humanitaria que se envía desde Lima por vía marítima y aérea a la región Áncash para ser entregada a los damnificados de esa provincia y de las otras afectadas por los embates de la naturaleza.

Las familias también piden a las autoridades que se atienda la salud mental de los afectados, sobre todo de los niños y niñas, quienes presentan cuadros de trauma psicológico al ser protagonistas del drama ocasionado por esta emergencia y la angustia de seguir viviendo amenazados por la furia de la naturaleza.

En medio de esta lamentable circunstancia hay gente inescrupulosa que aprovecha la necesidad de la población afectada para obtener ganancias leoninas. Es el caso del transportistas que cobran 50 soles para trasladar a quienes desean viajar a Lima, cuando la tarifa habitual es de 15 soles.

(FIN) JCR/LZD   
 

  


Publicado: 20/3/2017

Radio Nacional

TV Perú

Agencia Brasil

China Hoy

Centro de Información de Internet de China

Transparencia

ULAN

ANSUR

Editora Perú