Andina

Papa Francisco: ¿Cómo cambió el Perú a 30 años de la visita de un Sumo Pontífice?


ANDINA/archivo

00:30 | Lima, ene. 13.

Corría el año 1988 cuando el Perú fue testigo de la última visita de un Papa. Era Juan Pablo II, quien llegaba a territorio nacional por segunda vez. ¿Qué cambios en la política registró el país desde entonces hasta hoy que estamos próximos a recibir a Francisco?


El 14 de mayo de 1988, cuando Juan Pablo II pisó territorio peruano en su segunda visita tras 1985, el presidente de la República era Alan García Pérez.

Eran tiempos en que la economía nacional comenzaba a zozobrar y en los que terrorismo, con Sendero Luminoso, golpeaba cada vez más. Su violencia empezaba a sentirse no solo en provincias sino también en la capital.

Justamente, el mensaje de Juan Pablo II en aquella visita estuvo referido a la violencia: “No puedo silenciar la tristeza que invade mi corazón de pastor al comprobar que este noble pueblo peruano continúa sufriendo el flagelo de la violencia”.

Juan Pablo II había llegado con motivo del Congreso Eucarístico y Mariano de los países bolivarianos. Estuvo dos días antes de partir rumbo a Paraguay.

Tuvieron que pasar cuatro años para que en setiembre de 1992 cayera el cabecilla de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y con él empezara a caer también la ola del terrorismo en el país.

Paralelamente, en los años 90 la economía cambió los números en rojo para empezar su recuperación e inserción en los mercados internacionales.

El gobierno de Alberto Fujimori (elegido en 1990, 1995 y 2000) durante el cual se registraron dichos hechos, culminó en setiembre de 2000, tras un escándalo de corrupción visualizado en un vídeo.

Tras ello, Valentín Paniagua (Acción Popular) asumió la dirección de un gobierno interino que culminó con la elección de Alejandro Toledo como presidente para el periodo 2001-2006.

Durante el siglo XXI, las elecciones democráticas se han desarrollado consecutivamente: Alan García (2006-2011), Ollanta Humala (2011-2016) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2021).

Algunos remanentes del terrorismo, ahora aliados con el narcotráfico, parecen anclados en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), zona donde se enfocan los esfuerzos por la pacificación.

El Papa Francisco visitará zonas donde no estuvo Juan Pablo II, como Puerto Maldonado, en la selva sur, que enfrenta serios problemas de contaminación y trata de personas a raíz de la minería ilegal.

(FIN) VVS/CCR 

También en Andina:

Publicado: 13/1/2018