logo English version
logo
logo
Dólar: Compra S/. 3.241 Venta S/. 3.244
Lima, Perú. Lunes, 27 de marzo de 2017

Año del Buen Servicio al Ciudadano

Municipio de Cusco propone crear un museo de sitio en calle Mantas

  • portada
    ANDINA/Difusión
  • portada
    ANDINA/Percy Hurtado Santillán
  • portada
    ANDINA/Percy Hurtado Santillán

18:43.

Cusco, nov. 24.
La ciudad del Cusco es un cúmulo de tesoros arqueológicos y culturales, en cada calle, barrio de la ciudad imperial se encuentran valiosos vestigios que muestran la grandeza de la cultura inca y preincas. El último de ellos se encontró en la calle Mantas cuando se hacían trabajos de la vía.

 

Un informe especial publicado en El Peruano nos habla sobre la posible construcción de un museo de sitio en la calle Mantas donde se hallaron un muro, una escalinata y otros vestigios. Su hallazgo motivó un debate sobre qué se debería hacer en el lugar, ponerlo en valor o soterrarlo. La primera opción parece ser la apuesta ganadora.

 

La Municipalidad Provincial de Cusco propone crear un museo de sitio para poner en valor un recinto ceremonial de la época inca. El alcalde Luis Flórez García incluso sigue apostando por la peatonalización del Centro Histórico de la ciudad imperial.

 

Mientras tanto, los impresionantes vestigios de arquitectura inca hallados bajo la calle Mantas, principal acceso a la Plaza de Armas de la ciudad de Cusco, fueron soterrados y cubiertos con adoquines, como parte de una obra que busca mejorar el tránsito vehicular y peatonal en el Centro Histórico.

 

Con la conclusión de los trabajos hechos por la municipalidad del Cusco, a pedido de una masiva cantidad de vecinos, también se entregó la novedosa puesta en valor de muros de factura inca que yacen bajo esta calle, a la que se ingresaría para su investigación e interpretación por accesos laterales.

 

Dicha iniciativa surgió luego de que se polemizara la permanencia de los hallazgos en setiembre pasado. Según la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, se trata de una plataforma de muro fino con dos escalinatas perfectamente labradas y canales de agua al medio, que correspondía a un lugar ceremonial.

 

Para preservar este patrimonio, especialistas del laboratorio físico-químico de la entidad cultural tomaron muestras sobre la humedad y salinidad de las construcciones halladas, la acidez de la tierra que cubría el hallazgo. Bajo estas atingencias es que finalmente se tuvo que soterrar.

 

Ricardo Ruiz Caro, titular de la DDC Cusco, en vísperas a la conclusión de esta obra, indicó que se han tomado las acciones bajo estricta responsabilidad y criterio técnico “para garantizar la conservación de los vestigios arqueológicos hasta que se den las condiciones técnicas que garanticen su exposición y puesta en valor”.

 

Temporal reversible

 

El profesional residente de la obra de esta vía, Wilmer Chávez Marmanillo, destacó el cumplimiento de un plan de monitoreo arqueológico con el Ministerio de Cultura. El lugar había sido intervenido unos 15 años atrás y registraba un aglomerado tendido de tuberías de electricidad, telefonía, de agua y desagüe. Fue ordenado y cubierto de tierra seleccionada bajo especificaciones y un plan de contingencias denominado ahora “cubrimiento temporal reversible”.

 

Quiere decir que puede dar pie a la propuesta del museo de sitio y al inicio de la peatonalización de la zona, para así evitar el tránsito vehicular por el alto tonelaje que registran. El alcalde de Cusco, Luis Flórez García, durante un emotivo mensaje de inauguración de esta vía insisitó en esa peatonalización y llamó a querer y amar al Cusco, que “al ser una ciudad antigua no debe ser confundida como vieja”. También invocó como necesario al embellecimiento con respeto del vasto patrimonio.

 

“Pronto el Centro Histórico debe ser peatonalizado en forma gradual, hay ese compromiso con Cusco”, decía en clara alusión a su sucesor, el alcalde Carlos Moscoso Perea, con quien, afirma, se hace la transferencia en forma democrática. También se mostró conforme con una reciente ordenanza que evita el acceso de vehículos con un peso mayor a los 4,500 kilogramos a la Plaza de Armas.

 

Aquí hizo un paréntesis y afirmó que una ordenanza pesa más ante una posible resolución del Poder Judicial y pronunciamiento del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), instancias a las que recurren algunas empresas con el fin de seguir circulando. “El propósito es preservar nuestro patrimonio y no se va a permitir que vehículos de alto tonelaje como los ‘mirabuses’ sigan ingresando”.

 

Mejorando la transitabilidad

 

La Municipalidad Provincial del Cusco, desde el 2012, se comprometió a embellecer la prolongación de la avenida El Sol, la de principal desplazamiento, y accesos a la Plaza de Armas. Para el efecto, en cuatro etapas se comenzó con el asfaltado de 12,000 metros cuadrados, 8,000 metros cuadrados de veredas, iluminación con 102 postes, alegorías en las bermas centrales y pasos peatonales.

 

Toda esta obra –sin considerar la calle Mantas, que es la última y compleja en haber sido intervenida– costó ocho millones 125,000 nuevos soles. Mantas en sí tuvo una inversión de un millón 125,000. Su entrega estaba prevista para octubre, pero a causa de los hallazgos se aplazó. La obra en sí fue denominada como “mejoramiento de la transitabilidad vehicular, peatonal, acondicionamiento urbano y puesta en valor”.

 

(FIN) PHS/MAO


Publicado: 24/11/2014

Radio Nacional

TV Perú

Agencia Brasil

China Hoy

Centro de Información de Internet de China

Transparencia

ULAN

ANSUR

Editora Perú