Andina

Ministra de Justicia desestima acusaciones del fujimorismo contra Ejecutivo


14:51 | Lima, feb. 21 (ANDINA).

La ministra de Justicia, Rosario Fernández, desestimó hoy las acusaciones del fujimorismo respecto a que el régimen carcelario aplicado al ex presidente Alberto Fujimori tendría un contenido político.

Explicó que el régimen aplicado a Fujimori, quien se encuentra recluido en la sede de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes), se dispuso en base a la calificación realizada por el Poder Judicial y tomando en cuenta su cargo como ex presidente.

“Son imputaciones absolutamente infundadas, no hay ninguna persona que pueda poner en tela de juicio que el Poder Ejecutivo se ha mantenido, se mantiene y se mantendrá con un carácter absolutamente respetuoso del proceso a Fujimori ante el Poder Judicial”, afirmó.

Fue al ser consultada sobre las expresiones de Kenji Fujimori, hijo menor del ex presidente, quien criticó las condiciones de detención de su padre y dijo que pretenden "matarlo lentamente".

Al respecto, la ministra de Justicia sostuvo que de acuerdo al reporte médico, la salud del ex mandatario es estable, pero con algunas reacciones debido al tiempo que se prolongan las audiencias.

Negó además que los problemas que dice presentar, como dolor de columna y cabeza, se deban al régimen carcelario que dispuso el Instituto Nacional Penitenciario (Inpe).

“El resultado del diagnóstico médico refiere que Fujimori es una persona que se encuentra afortunadamente estable en su salud y que refiere algunos aspectos que son productos, me parece, del cansancio natural por tener que atender por largas horas las audiencias judiciales, pero no por las condiciones de reclusión”, anotó.

Por su parte, el presidente del Poder Judicial, Francisco Távara, manifestó que la Sala Penal Especial de la Corte Suprema, que procesa al ex mandatario, ha demostrado hasta el momento un trabajo “impecable e independiente”.

Fujimori fue detenido en la Diroes en setiembre pasado, luego de ser extraditado desde Chile.

En diciembre empezó el primer juicio al ex mandatario por violaciones a los derechos humanos, que lo obliga a permanecer por varias horas sentando durante las audiencias por su juicio, los días lunes, miércoles y viernes.

(FIN) DHH/FPQ


Publicado: 21/2/2008