Papa en el Peru
Andina

Jefferson Farfán y el llanto de 30 millones de peruanos por el Mundial


Clasificación se la dedicó a Paolo Guerrero

Foto: ANDINA/Carlos Lezama.

10:07 | Lima, nov. 16.

Por Víctor Véliz

La noche más linda del fútbol peruano en más de 30 años empezó a escribirse con su gol, en el minuto 27, con aquel disparo imparable para el portero neozelandés. Jefferson Farfán abrió el marcador del triunfo final por 2-0 que le dio a Perú el pase al Mundial de Rusia 2018.

El gol más importante para 30 millones de peruanos y de la vida de un futbolista que hace un año parecía lejos de volver a vestir la casaquilla nacional.

Con ese tanto, y la buena actuación cumplida anoche en el Nacional, Farfán respondió así a la confianza que Ricardo Gareca le brindó luego de tenerlo al margen de las convocatorias por su baja producción futbolística y mayor aparición en otro tipo de noticias.

Farfán corrigió errores del pasado, volvió a centrar su vida en su profesión: el fútbol, y aprovechó la oportunidad de oro que tuvo en la definición por el pase al mundial ante Nueva Zelanda. Era su noche, tenía que ser su noche, y no desentonó.


La dedicatoria a Paolo Guerrero


Y así, en ese disparo con pierna derecha en el minuto 27 se fueron todos los demonios, los personales, los de Farfán y los de 30 millones que anhelaban ver a Perú en un mundial, pero también iba consigo el mensaje al amigo, al hermano que el fútbol le supo dar: Paolo Guerrero.

Suspendido por la FIFA 30 días, Guerrero no estuvo físicamente en la cancha, pero sí en la mente y el corazón de cada uno de los que acudieron al Nacional. Para él fue el gol de Farfán, y para él las lágrimas que soltó al final del partido, con el 2-0 en el marcador, y el pasaje a Rusia en el bolsillo. 

"Gracias por el apoyo... De corazón, Paolo, esto es para ti, te lo prometí", dijo el hoy jugador del Lokomotiv.

Y después las lágrimas, pero no tristeza, como hace cuatro años cuando Uruguay eliminó toda chance de que Perú fuera al Mundial de Brasil 2014. Aquella vez, Farfán se fue destruido, bañado en llanto por haber querido y no haber podido. Anoche se pudo, celebra Farfán, celebra el Perú.


(FIN) VVS
GRM

Publicado: 16/11/2017