logo English version
logo
logo
Dólar: Compra S/. 3.235 Venta S/. 3.241
Lima, Perú. Viernes, 24 de noviembre de 2017

Año del Buen Servicio al Ciudadano

Brasileña Odebrecht admite haber pagado sobornos en varios países

También pagará enormes multas

  • portada
    AFP
  • portada
    AFP
  • portada
    Marcelo Odebrecht, dueño de la mayor empresa constructora de Brasil, se encuentra en prisión en su país. INTERNET/Medios

16:28.

Washington, dic. 21.
La constructora brasileña Odebrecht, situada en el corazón del escándalo de Petrobras, y su filial Braskem acordaron hoy pagar multas récord de 3.500 millones de dólares a Estados Unidos, Suiza y Brasil por sobornos a funcionarios y políticos de esos tres países.

El Departamento estadounidense de Justicia, informó este miércoles que Odebretch aceptó pagar al menos 2.600 millones de dólares y Braskem 957 millones y señaló que se trata del mayor caso ante la justicia estadounidense por sobornos pagados por empresas extranjeras.

Estados Unidos recibirá el 10% de ese valor y Suiza otro 10%, al tiempo que el 80% restante quedará para Brasil. En el caso de Braskem Brasil recibirá el 70% del valor de la multa, mientras que Estados Unidos y Suiza recibirán el 15% cada uno.

Los brazos de la corrupción se extendieron a países en África y América Latina como Venezuela, Perú, Ecuador, México, Panamá, República Dominicana, Argentina, Colombia y Guatemala, sostuvo la subsecretaria adjunta del Departamento de Justicia, Sung-hee Suh.

Odebrecht, Camargo Correa, OAS, Andrade Gutierrez, Quiroz Galvao, entre otras empresas brasileñas que operan en varios países de la región, son investigadas en Brasil en la llamada "Operación Lava Jato" (lavadero de autos), un esquema de sobornos empresariales para manipular las licitaciones, sobrefacturar las obras y luego distribuir el excedente.


Según el acuerdo firmado entre la justicia de Estados Unidos y Odebrecht, la compañía brasileña reconoció el pago de sobornos en Perú por hasta 29 millones de dólares entre el 2005 y el 2014 a funcionarios gubernamentales, lo que comprendería  las gestiones de los presidentes Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).


Odebrecht "se empeñó en un esquema gigantesco y sin paralelo" de sobornos para influenciar contratos y licitaciones "por más de una década", afirmó el Departamento de Justicia estadounidense en una nota.

En tanto, Braskem también pagó millonarios sobornos utilizando el sistema montado por Odebrecht para el mismo objetivo, apuntaron las autoridades estadounidenses.

Las dos empresas, que cotizan en la bolsa de Nueva York, utilizaron el sistema financiero y bancario de Estados Unidos para pagar "centenas de millones de dólares en sobornos", afirmó el Departamento.

De esa forma, Odebrecht y Braskem habían sido acusadas de "conspiración para violar" la legislación estadounidense contra sobornos.

Suh expresó que "Odebrecht y Braskem utilizaron una unidad de negocios de Odebrecht, oculta y funcional, que podríamos llamar 'Departamento de Sobornos', que pagó sistemáticamente centenas de millones de dólares a funcionarios corruptos en países de tres continentes".

Según las autoridades estadounidenses, un denominado "Departamento de Operaciones Estructuradas" de Odebrecht utilizaba un sistema separado de comunicaciones para negociar, planificar y realizar los sobornos.

Suh dijo que el departamento de Justicia "reconoce que este caso es de extrema importancia en Brasil, y esperamos que Brasil siga siendo un socio importante en nuestros esfuerzos contra la corrupción".

De acuerdo al Departamento de Justicia, en el proceso quedó en evidencia que a partir de 2001 Odebrecht pagó unos 788 millones de dólares a funcionarios gubernamentales y partidos políticos en diversos países para garantizar contratos.

Como parte del acuerdo para cerrar los casos Odebrecht y Braskem "deberán continuar su cooperación con la justicia, incluso en relación con investigaciones y procesos contra individuos responsables por conducta criminal", añadió el gobierno estadounidense.

Conexiones
Odebrecht, que llegó a ser una de las mayores constructoras de América Latina, era un agente financiero clave para muchos políticos brasileños, de acuerdo con la causa que echó luz en el escándalo en la estatal brasileña de hidrocarburos Petrobras.

El escándalo alcanzó tal magnitud, por sus ramificaciones por prácticamente todo el sistema brasileño de partidos, que es apuntado como uno de los factores fundamentales de la inestabilidad política que sacude al país desde hace tres años.

Nueva información puso en la mira la semana pasada al presidente Michel Temer y miembros de su gobierno por supuesta aceptación de dinero de Odebrecht para financiación de campañas electorales en 2014.

Unos 77 ejecutivos de la firma firmaron a inicios de mes acuerdos de delación premiada con la fiscalía brasileña en relación con las denuncias sobre sobornos a dirigentes políticos.

(FIN) AFP/ ASH

Publicado: 21/12/2016

Radio Nacional

TV Perú

Agencia Brasil

China Hoy

Centro de Información de Internet de China

Transparencia

ULAN

ANSUR

Editora Perú