Dólar: Compra S/. 2.847►Venta S/. 2.850 ►
Lima, Perú. Martes, 2 de setiembre de 2014
"Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático"
El 70 a 75% de personas muertas en la morgue de Lima llegan como consecuencia del consumo de alcohol
Twittear Compartir en Facebook LinkedIn

18:50.
Lima, mar. 25 (ANDINA).
El Sub Gerente del Laboratorio de Toxicología del Ministerio Público, Javier Churango Valdez, afirmó que el 70 a 75% de personas muertas registradas en la morgue de Lima, fallecen de politraumatismos como consecuencia del consumo de alcohol.


“Los accidentes provocan politraumatismos, el agente causante es la bebida alcohólica. Del 100% de personas que llega a la morgue de Lima el 70% a 75% presenta concentraciones de alcohol que han conllevado a la muerte”, puntualizó.

Por ello, consideró que se debe realizar un control exhaustivo y diario a los choferes que realicen viajes largos con miras a la celebración de la semana santa para evitar perdidas que lamentar.

Por su parte, Cesar Canales, toxicólogo del Ministerio Público, precisó que el límite máximo de alcohol permitido en los transeúntes es de 0.5 gramos por litro de sangre, mientras que en los choferes se permite hasta 0.25 gramos.

El especialista explicó que esta medida permitida para los conductores equivale a uno o dos vasos de cerveza, una copa de vino, o de una onza de whisky, vodka o pisco.

En el caso de los peatones estas indicaciones se duplican, pero hay que tener en claro de que los vasos a tomar no deben ser llenos.

Aclaró que el vaso de cerveza debe ser de 100 a 150 mililitros y que una botella de 620 ml de este licor rinde 6 vasos pero lo máximo permitido deben ser 3 vasos.

En el caso del vino, la copa no debe estar llena sino a la mitad, mientras que los vasos de whisky, vodka, y ron deben ser largos y se debe una medida promedio de una onza.

Cesar Canales, reveló que los conductores al exceder la medida permitida tienden a perder los reflejos, confunden la distancia del vehículo que está adelante o del peatón que cruza las pistas.

Asimismo, genera una descoordinación motora al confundir los pedales y no aplicarlos al momento adecuado.

Por último, el conductor puede llegar a confundir o distorsionar las luces del semáforo debido a que su distribución está de forma horizontal.

(FIN) ARD/RRR


Publicado: 25/03/2011