Dólar: Compra S/. 2.901►Venta S/. 2.904 ►
Lima, Perú. Martes, 21 de octubre de 2014
"Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático"
Excesiva exposición al sol causa insolación en la piel, advierten
Bebés, adultos mayores y personas que trabajan al aire libre tienen más riesgo de padecerla
Twittear Compartir en Facebook LinkedIn

11:13.
Lima, ene. 09 (ANDINA).
Cansancio, desgano, excesiva sed, dolor de cabeza, piel seca y enrojecida, calambres musculares y excesiva sudoración son algunos de los síntomas que provoca la insolación causada por la excesiva exposición al sol, advirtió el Circulo Dermatológico del Perú (Ciderm).

Lucie Puell, coordinadora general de la XVI Campaña Nacional de Educación Prevención y Detección Temprana del Cáncer de Piel y Melanoma, denominada el “El Día del Lunar”, que organiza cada año el Ciderm, agregó que la insolación se produce por una prolongada exposición al sol durante la cual la persona no se rehidrata lo suficiente para lograr que su cuerpo reponga el agua perdida y se enfríe, lo que lleva a que su temperatura corporal aumente y de origen a esta dolencia.

Destacó que los síntomas dependen de la severidad de la insolación, por lo que además de la sintomatología mencionada en algunos casos puede haber fatiga, desorientación, convulsiones y pérdida del conocimiento.

En casos muy severos, la insolación puede comprometer órganos internos, lo cual puede causar la muerte de la persona si no recibe tratamiento oportuno.

“Las personas afectadas presentan inicialmente una piel enrojecida y conforme se está más expuesto al sol aparece la quemadura solar que ocasiona ampollas y dolor, pero con el tiempo puede provocar cáncer de piel”, sostuvo.

Precisó que cuanto más blanca es la piel existe mayor riesgo de sufrir una insolación.

Sin embargo, expresó que independientemente del tipo de piel las personas que tienen más riesgo son los adultos mayores, los bebés, los que trabajan al aire libre -policías, marineros, deportistas, entre otros- y quienes toman ciertos tipos de medicamentos que sensibilizan la piel al sol como anti inflamatorios, diuréticos, antibióticos, antimicóticos y antidepresivos, dado que facilitan las quemaduras solares.

Puell recomendó evitar la sobreexposición directa al sol aún cuando el día se encuentre nublado, así como usar ropa de algodón con colores claros y elementos protectores como sombreros, gorros, lentes y foto protector (bloqueador) que debe ser aplicado media hora antes de la exposición al sol.

En caso de presentar insolación, hidratarse adecuadamente, aplicarse desinflamantes tópicos (paños con agua fría, paños con agua de manzanilla) y en casos severos acudir al médico para que le recete los medicamentos de acuerdo a la gravedad del cuadro clínico.

Enfatizó que cuando el cuadro clínico es severo es importante que la persona reciba tratamiento inmediato para evitar daños permanentes o se comprometa la vida.

Prevención
 
Para prevenir la insolación la especialista sugirió no salir o exponerse por tiempo prolongado cuando el calor es muy intenso y, si es necesario hacerlo, tener en cuenta la importancia de usar ropa de algodón de colores claros y tejido tupido, así como lentes de sol, sombrero, gorro o sombrilla.

Igualmente, utilizar protector solar (bloqueador) con un factor de protección (SPF) de 30 ó más.

Se deben aplicar 30 minutos antes de salir y cada 2 ó 4 horas de acuerdo a la actividad que se va a realizar.
Asimismo, beber agua antes de comenzar y durante cualquier actividad al aire libre, evitar tomar té, café, gaseosas y bebidas con alcohol porque pueden provocar deshidratación.

Otras sugerencias son aumentar gradualmente el tiempo que pasa al aire libre para que el cuerpo se acostumbre al sol y calor, evitar la sobre-exposición al sol entre las 10:00 a.m. y 4:00 p.m.  en vista que entre esas horas hay mayor radiación solar.

(FIN) NDP/LZD


Publicado: 09/01/2010