Dólar: Compra S/. 2.901►Venta S/. 2.904 ►
Lima, Perú. Martes, 21 de octubre de 2014
"Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático"
Por primera vez registran imágenes de tapir de altura en santuario Tabaconas Namballe
Especie se encuentra en peligro crítico de extinción y es considerada un "fósil viviente"
  • Foto principalFoto: ANDINA/Difusión
  • Foto principalFoto: ANDINA/Difusión
Twittear Compartir en Facebook LinkedIn

17:59.
Lima, jul. 16 (ANDINA).
Por primera vez en el Perú, personal guardaparque del Santuario Nacional Tabaconas Namballe (SNTN), ubicado en el departamento de Cajamarca, logró registrar imágenes de un escurridizo animal del que hasta el momento solo se habían encontrado rastros y escuchado rumores: el tapir de altura (Tapirus pinchaque), conocido también como tapir andino o danta de montaña.

Fue posible gracias al empleo de cámaras trampa de la compañía estadounidense Forestry Supplier, el apoyo del programa Pro SNTN y la capacitación que llevó el personal guardaparque en el Área de Conservación Privada de Chaparrí, donde emplean dicha tecnología de monitoreo.

El personal guardaparque realizó varios ingresos al Área Natural Protegida para instalar las cámaras trampa en diferentes rutas identificadas con anterioridad por los rastros existentes cerca de las lagunas Las Arreviatadas, al interior del santuario. Los dispositivos se instalan cuidadosamente y quedan activados durante un mes para registrar imágenes como las obtenidas.

Esta especie de tapir es la más pequeña de las tres que existen en América. Mide aproximadamente 1.8 metros de longitud y hasta 90 centímetros de altura. Alcanza los 250 kilos, tiene pelaje negruzco y con un vellón lanudo que lo protege del frío.

Es considerado un “fósil viviente”, único genéticamente e irremplazable, pues estudios científicos demuestran que esta especie no ha cambiado en forma significativa en los últimos 20 millones de años.

Poco se conoce sobre el tapir de altura. Se sabe que no es un animal estrictamente nocturno, pues las primeras horas de claridad matinal y las últimas de la tarde son sus preferidas para su actividad diaria. Era considerado una especie solitaria, aunque la reciente evidencia supone una vida en pareja.

Puede alimentarse durante el día y la noche, pero suele descansar durante el día en densa vegetación. Su alimentación es a base de las gramíneas de los páramos, así como brotes, tallos y frutos del bosque enano que cubre las transiciones vegetativas del ecosistema representativo del santuario.

La importancia de salvarlo
El tapir de altura se encuentra en la categoría de "peligro crítico", según la legislación peruana (D.S. 034-2004-AG) y en la categoría de "en peligro", de acuerdo a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y el Apéndice I de la Conveción sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites).

La desaparición y fragmentación de su hábitat, así como la presión de caza, pueden causar que la especie pierda la mitad de su población mundial en los próximos 33 años (Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN). Se cree que el 90 por ciento de su población en el Perú se encuentra en el SNTN.

El rol del tapir de altura es muy importante en los ecosistemas que lo sustentan, pues es dispersor de semillas y polen, asegurando la supervivencia de las especies de páramo y bosques de neblina, función que realizan desde hace millones de años.

En el SNTN se implementa el programa de monitoreo del tapir de altura, con el fin de desarrollar un plan de conservación para esta especie, sobre la base de metodologías técnicas y científicas que se emplean a nivel internacional.

Se tiene proyectado el uso de collarines con sensores GPS para trabajos de telemetría con el asesoramiento de expertos científicos, orientados a determinar rangos de actividad, preferencias de hábitat, distribución en el santuario, comportamiento, dieta, entre otros.

El Santuario Santuario Nacional Tabaconas Namballe está ubicado en la provincia cajamarquina de San Ignacio y abarca una superficie de 29 mil 500 hectáreas en las que se protege un bosque de neblina con su flora y fauna características: 33 especies de aves y 17 de mamíferos (oso de anteojos, el ante o tapir de altura, los monos, los tigrillos y los venados)

Fue establecido en 1988 para conservar un ecosistema muy poco frecuente en el Perú, como es el páramo. El Área Natural Protegida es administrada por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

(FIN) NDP/JOT


Publicado: 16/07/2010