Dólar: Compra S/. 2.832►Venta S/. 2.834 ►
Lima, Perú. Miércoles, 27 de agosto de 2014
"Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático"
Útiles escolares no autorizados pueden causar males estomacales y daños a la piel
  • Foto principalFoto: ANDINA/Carlos Lezama
  • Foto principalFoto: ANDINA/Carlos Lezama
  • Foto principalFoto: ANDINA/Carlos Lezama
Twittear Compartir en Facebook LinkedIn

10:25.
Lima, feb. 17 (ANDINA).
Debido a que pueden contener sustancias tóxicas como el plomo y el mercurio, los útiles escolares sin autorización sanitaria pueden causar problemas estomacales y de la piel, sobre todo en los niños que manipulan o se llevan a la boca este tipo de productos.

La advertencia la formuló hoy la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa), que desarrolla una campaña preventiva con el fin de orientar a los padres de familia acerca de  la toxicidad de estos materiales de escritorio y cómo identificar aquellos que son saludables.

Milagros Araujo, representante de esa dirección, explicó que los consumidores que durante esta campaña escolar adquieran plumones, crayones, témperas, plastilinas y otros artículos de uso infantil, deben identificar en la etiqueta la información básica de estos productos.

Lo primero que debe revisar el padre de familia es el número de registro sanitario y la autorización para su venta. Esto constituye una primera señal para determinar si el producto no representa un riesgo para la salud, manifestó la especialista.

De igual forma, se debe identificar en el etiquetado la información del fabricante y distribuidor, que permita conocer, por ejemplo, su razón social, dirección, número de Registro Único de Contribuyente (RUC), así como los detalles de su uso y la edad del usuario objetivo del producto.

Como parte de esta campaña informativa, la funcionaria de la Digesa, perteneciente al Ministerio de Salud, exhibió una serie de productos de uso escolar, entre tóxicos y no tóxicos, e hizo una demostración de cómo identificarlos al momento de la compra.

“No sólo hay que ver si el producto es bonito o colorido, ya que puede contener elementos tóxicos como plomo, mercurio y otros metales pesados, que podrían ocasionar problemas dermatológicos o en el estómago de forma inmediata o a largo plazo.”

La Digesa informó que la campaña, iniciada en enero de este año, continuará efectuándose mediante una serie de actividades de vigilancia y control de los productos escolares que son adquiridos por los padres de familia, especialmente en esta época del año.


(FIN) MVF/RRC

GRM


Publicado: 17/02/2011